Tanto si eres un profesional del deporte como un deportista amateur has de saber que tu salud bucal influye de manera decisiva en tu rendimiento. ¿Y cómo es esto posible? Pues sencillamente porque nuestro organismo está interconectado y una infección en la boca puede pasar al torrente sanguíneo teniendo efectos perjudiciales en el resto de nuestro cuerpo.
Estudios científicos han demostrados que los focos de infección que originan en la boca pueden ocasionar contracturas musculares, lesiones en la articulaciones e incluso puede influir negativamente en nuestra respiración. Esto se debe principalmente a que las bacterias que provocan la infección pueden llegar a acumularse en músculos y articulaciones, generando un aumento del riesgo de lesiones, dolores de cabeza, problemas de equilibrio, etc

Si practicas deporte, tu salud bucal puede resentirse más

Es sabido que son muchos los factores diarios que predisponen a sufrir afecciones bucodentales. Nos referimos por ejemplo a una mala higiene, malos hábitos alimenticios, estrés, … Pero lo que muchos desconocen es que que el hecho de practicar deporte puede ser otro elemento añadido que afecta a nuestra salud bucal.

¿Cómo influye el deporte en tu salud bucodental?

Encontramos distintas causas:

Deportes de contacto.

Si practicas este tipo de deportes eres más propenso a recibir golpes que provoquen una lesión. Si es este tu caso te aconsejamos que uses protectores bucales a modo de prevención ya que puede salvar una pieza dental tras un traumatismo. Además puede evitar problemas derivados del mismo como conmociones cerebrales o simples dolores de cabeza.

Falta de hidratación.

La enfermedad más común en el mundo es la caries dental. Hay muchos factores que influyen en el desarrollo de la misma, siendo uno de ellos la correcta hidratación de la boca. Cuanto menos salivación mayor es el riesgo, ya que aumentan las bacterias y facilita la colonización de las mismas. Por este motivo hay que hidratarse adecuadamente cuando hacemos deporte ya que, es por todos sabido, cuando entrenamos, la sed aumenta y se seca más la boca.

Bebidas Isotónicas.

Cuidado con este tipo de productos energéticos que son ricos en glucosa.

El PH de los dientes.

Hay deportes que inciden en el PH de la boca, sobre todo aquellos que ponen en contacto la boca de los deportistas con productos químicos. Como por ejemplo, la natación ya que nuestro cuerpo está en contacto con el cloro de la piscina.

El bruxismo.

A menudo y especialmente cuando hablamos de deportistas profesionales, nos encontramos ante casos de bruxismo derivado del estrés y la concentración. Por eso es recomendable usar férulas de descarga para impedir que los dientes contacten en periodos de bruxismo.

En definitiva, la salud bucal va estrechamente relacionada con el deporte; por un lado es necesario mantener a raya a las enfermedades bucales ya que repercuten en el resto del organismo dando lugar a una disminución del rendimiento de los deportistas.
Por otro lado, si practicas deporte habitualmente, te recomendamos que tomes ciertas medidas (uso de protectores, hidratación, etc…) para que la salud de tus dientes no se vea afectada.

Nuestro consejo; visita al dentista periódicamente para hacerte revisiones rutinarias y cuida tu higiene bucal. La prevención es la mejor cura.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies